El dedo de la discordia

Primer blog, primer “dedo en la llaga”.

Veamos…

A pesar de los diferentes colores ideológicos en España, lo que no es políticamente correcto es ver al ex-presidente de dicho país levantando el dedo de manera acusatoria. Primero porque no deja de ser un personaje público, por lo que fue durante casi ocho años, y por el actual puesto que ocupa en la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (competente de su propio partido, el Partido Popular).

Y lo que no es de recibo, es dar esa imagen en la Universidad de Oviedo, una institución pública/privada y educativa. Si de esta forma, el señor Aznar pretende crear cátedra, vamos listos…

Se puede estar de acuerdo o no con su manera de pensar, aunque sí que es cierto que no por eso se puede tampoco alzar la voz como si nos fuese la vida en ello, que es lo que hicieron los jóvenes increpadores. Pero comprendamos que no es lo mismo tener 20 que 57 años, como el protagonista de hoy.

Saludos, y bienvenidos a mi primera bitácora/caja de los truenos.

Prometo no ser tan crítico, a no ser que me hagan serlo…

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: