New York en 6 días (3)

TERCER DÍA

Ecuador de nuestro viaje, y las fuerzas empiezan a flaquear. Somos conscientes de que tenemos que bajar el ritmo. Además, el buen tiempo nos está matando. Y es que no tenemos la vestimenta adecuada para este mes de marzo que esperábamos frío…Pero las ganas no decaen.

Recorremos la zona de Chelsea, el barrio de la diversidad por excelencia, que ofrece una oferta culinaria estupenda, galerías de arte y pequeñas callejuelas dignas de ser admiradas. Se conoce también como “gayborhood” por la cantidad de hombres guapos que la frecuentan.

¿A destacar? El Chelsea Market, que ocupa una antigua fábrica del imperio de galletas Nabisco (creador de las Oreo) de 250 metros de longitud para buenos amantes de la buena mesa. Eso sí, carillo. Dos calles arriba queda la nueva High Line, un tramo abandonado de línea férrea elevada a una altura de 9 metros que va desde Gansevoort St. hasta la 34th. Una manera diferente de ver las calles de Nueva York desde otra perspectiva, y rodeado de zonas ajardinadas.

Subiendo por la Ninth Avenue topamos con toda una institución periodística a nivel mundial, la sede central del New York Times. Más arriba llegamos a Columbus Circle, una estatua dedicada a Colón a las puertas de Central Park y desde donde se divisa una de las mejores intantáneas del parque.

Pero antes toca parar a comer en un mexicano -frente al Lincon Center– en la que probamos un guacamole de lo mejorcito que he probado en mi vida, y encima nos lo hicieron frente a la mesa para más inri.

Es la hora de Central Park, un extenso y majestuoso parque de más de 3 km2, situado en medio de la Gran Manzana y que supone todo un pulmón de aire fresco y libre de contaminación. Comenzamos nuestra andadura por la parte oeste (Strawberry Fields) donde se encuentra el edificio de apartamentos Dakota, donde John Lennon fue asesinado en 1980 y donde todavía hoy se recuerda al cantante con una placa conmemorativa.

Estatuas por todos los rincones, atardeceres espectaculares, un lago -el Jackeline Kennedy Onassis- de 2,5 km., un imán para cientos de corredores, ciclistas y millares de especies animales como las ardillas hacen de Central Park un lugar mágico.

En la actualidad, el “parque del pueblo” es todavía -después de siglo y medio desde su creación- unos de los atractivos más populares de la ciudad. Miles de ciudadanos acuden atraídos por los conciertos al aire libre del Great Lawn, por su zoo o por las representaciones teatrales que se celebran cada verano al aire libre.

Para terminar el día, después de ver el museo Guggenheim por fuera, nos encaminanos a Union Square donde estuvimos cenando con mi amigo puerto riqueño, Richard. Todo un sol de persona con el que cenamos y charlamos relajadamente.

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: