República española

Hoy se cumplen 79 años desde la proclamación de la II República en nuestro país.

Fue el estado democrático y republicano que existió en España en el período que abarca desde el 14 de abril de 1931 -fecha de su proclamación y de la salida de España del rey Alfonso XIII- al 1 de abril de 1939 Momento éste de la victoria definitiva del bando fascista insurgente en la Guerra Civil Española que siguió al golpe de estado del 17 de julio de 1936 contra la democracia española.

Las ciudades de Sahagún (León), Éibar (Guipúzcoa) y Jaca (Huesca) fueron las tres únicas ciudades que proclamaron la República un día antes de la fecha oficial. Más tarde las imitarían las principales capitales españolas, incluyendo BarcelonaMadrid, en las que las candidaturas republicanas obtuvieron mayorías muy holgadas.

Alfonso XIII abandonaría el país sin abdicar formalmente y se trasladó a París, fijando posteriormente su residencia en Roma. En enero de1941 abdicó en favor de su tercer hijo, Juan.

El 10 de diciembre de 1931 fue elegido Presidente de la II República, Niceto Alcalá-Zamora. Cargo que mantuvo durante cinco años cuando el nuevo gobierno del Frente Popular pidió su dimisión por haber convocado dos veces elecciones generales en un mismo mandato, lo que podía considerarse una extralimitación de sus prerrogativas. Le sustituiría Manuel Azaña.

La Constitución de la Segunda República Española supuso un avance notable en el reconocimiento y defensa de los derechos humanos. Se recogieron, principalmente, cuatro principios: 1-El de la igualdad de los españoles ante la Ley, al proclamar a España como “una república de trabajadores de toda clase”; 2-El de la laicidad, por el que se iba más allá de la mera separación entre la Iglesia y el Estado para adentrarse en un ámbito de total eliminación de la religión de la vida política; 3- Se concedía el voto desde los 23 años con sufragio universal, también femenino; y 4-El reconocimiento del matrimonio civil y el divorcio.

En términos de fuerzas sociales, la Segunda República surgió porque los oficiales del ejército no apoyaron al rey, con el que estaban molestos por haber aceptado éste la dimisión de Primo de Rivera, y a un clima de creciente reivindicación de libertades, derechos para los trabajadores y tasas de desempleo crecientes.

Ya sabemos lo que vino. Guerra Civil, dictadura franquista, etc.

Ahora, Izquierda Unida, habla de una 3ª República como alternativa al actual régimen monárquico impuesto por el general Franco. Desde sus filas no se conforman con una insuficiente Ley de Memoria Histórica, aprobada en la pasada legislatura, y que sigue sin cumplirse en la mayoría de ayuntamientos españoles.

No sé si éste es, en realidad, la verdadera preocupación de la sociedad a día de hoy. Eso sí, están en su derecho, por supuesto.

El caso es que casi ocho décadas después de la proclamación de la II República, sufrimos una profunda crisis económica, financiera, energética, medioambiental y de valores que muestra la incapacidad del capitalismo a nivel internacional -tal y como la entendemos-. Tampoco se reivindica este día como tal, y sí el de la Inmaculada, decretada por Pío XII. Lo que parece en todo caso irrisorio es que en un Estado aconfesional prevalezca esta fiesta y se ignore la proclamación de la Segunda República. O todos o ninguno… Al fin y al cabo, la Historia es la Historia.

El día que esta fiesta se celebre en España, estaremos un poco más cerca de nuestra reconciliación.

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

2 responses to this post.

  1. Posted by Laura on 14 abril, 2010 at 5:58 PM

    ¡Dios, Iñigo! Tu reflexión final me ha emocionado. Me confieso una republicana de corazón y de razón, aunque creo que este sistema está muy lejos de ser proclamado en este desagradecido país nuestro, que no recuerda lo maravillosamente bien que fue tratado por la República. ¡Qué momento más increíble! Ojalá se repitiera, pero creo que esto es un sueño inalcanzable. Nos tendremos que conformar con la democracia (que tampoco está mal). Solo espero que la tratemos mejor.

    Responder

  2. Es así, ¿no? Lo bueno no se reconoce, pero ésa es la idiosincrasia de este país. ¡Qué le vamos a hacer! Gracias por tu comentario. Un beso fuerte, Laura.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: