La pasión de Luz

Luz Casal

Rockera en sus comienzos, ahora más pausada, impetuosa, con voz desgarradora,…Así definiría a grandes rasgos a la compositora y cantante Luz Casal. Una mujer que subió a los escenarios en 1982 con su look pop-rockero y transgresora en la época de la transición en nuestro país.

En total, 12 álbumes. Más de 5 millones de ejemplares vendidos en casi dos décadas. Una de las solistas más valoradas de la música popular española. Recién distinguida con la Medalla de las Artes y las Letras de Francia. Un país -éste- que siempre la ha idolatrado, pero principalmente en 1991 tras la inclusión de dos de sus temas en la película “Tacones lejanos”, de Pedro Almodóvar. Se trataba de un tema de Agustín LaraPiensa en mí, y la adaptación de una canción de MinaUn año de amor, que supusieron un punto de inflexión en la carrera de Luz.

Aquí hizo una pausa de varios años hasta que publicó Como la flor prometida.Una canción que sirvió a la artista de bálsamo ante la muerte de su padre. Y el disco más exitoso de la cantante.

Cuando en 2007 un cáncer de mama interrumpió la gira de Sencilla alegría, Luz, empujada por la fuerza que la caracteriza, combinó el tratamiento con la preparación de un nuevo disco. Comenzó a componer, a escribir, a reunirse con los músicos y el productor, un viejo conocido, Paco Trinidad. Apenas nueve meses después reaparecía con Vida tóxica, quizá el disco más poético de su trayectoria. Un trabajo con canciones enérgicas que recuerdan a la mejor Luz de los 80 y la mejor respuesta para todos aquellos que se preguntaban cómo se encontraba después de la enfermedad, “Sé feliz”, en cuyos primeros versos canta:

“Si la soledad te enferma el alma,
si el invierno llega a tu ventana,
no te abandones a la calma
con la herida abierta;
mejor olvidas y comienzas una vida nueva”

Decidida a no ir nada más que hasta el fondo, la actitud musical de Luz siempre se ha caracterizado por la búsqueda constante, una búsqueda imprecisa y seguramente perpetua que le ha llevado a aventurarse en proyectos de una diversidad tan amplia como su capacidad interpretativa. Por eso, y saldando una deuda de casi veinte años tras la grabación de Piensa en mí, Luz publica en 2009 su último y más dedicado al mundo del bolero con La pasión.

No resulta descabellado equiparar este viaje al pasado con un trabajo de arqueología; donde muchos sólo amontonan, ella cava.

Su discografía avisa de que no se ha dormido en los laureles del éxito, que no vive de recuerdos y que está viva y en pleno proceso creativo. Puede que desdeluego sea una de las mejores intérpretes de la historia de la música española. Porque la voz de Luz -como en el poema de la argentina Alejandra Pizarnik- “corroe la distancia que se abre entre la sed y la mano que busca el vaso“.

Próximo concierto de Luz Casal en Barcelona: miércoles, 28 de Abril (Palau de la Música)

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: