Libro que te quiero libro

La jornada de ayer, la del Libro, es siempre un motivo de celebración.

La lectura es un bien común que, a veces, por desidia, por pereza, abandono, no tener tiempo,…es difícil de llevar a cabo tanto como quisiéramos.

Un año más, las calles de Barcelona se han llenado de editores, transeúntes y curiosos en busca de un título que les llame la atención. O simplemente que esté entre los bestsellers. Para algo tiene que servir, además, que durante un día se puedan adquirir los ejemplares literarios con un 10% de descuento.

Esta conmemoración -celebrada a nivel internacional con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor- tiene su origen en la Diada de Sant Jordi (Día de San Jorge) celebrada en Cataluña. Una región donde ha sido tradicional desde la época medieval para los hombres dar rosas a sus amantes, y desde 1925 para las mujeres dar un libro a cambio.

Si el año pasado, Beirut fue elegida como “Capital Mundial del Libro“, en 2010 le ha tocado el turno a la localidad eslovena de Ljubljana.

Después de las ventas, es tiempo de hacer balance.

En esta edición no ha habido ni un Dan Brown, ni un Ken Follett ni un Stieg Larsson para apropiarse de la fiesta. Los lectores han confiado en los autores propios, en lengua catalana y castellana. De los 21 títulos recogidos en las categorías de adultos del ranking provisional del gremio, sólo hay un escritor traducido, el japonés Haruki Murakami. Casualmente el otro día, mi ex-compañero de curro Kiko me hablaba de este autor. Un gran desconocido para muchos lectores, de momento.

Por primera vez, Sant Jordi tuvo dos puestos (el de Leqtor y el de edi.cat) con libros electrónicos en lugar de libros de papel. Algún día llegará el futuro digital, pero aunque sea así todo pinta que Sant Jordi seguirá siendo el día del libro en papel.

Recomiendo -tras ser a su vez sido recomendado por mi amiga Agnes- a autores como Coetzee, Saramago, Doris Lessing y la irresistible escritora italiana Susanna Tamaro.

De momento, me quedo con “El poder del Ahora“, de Eckhart Tolle. Un libro de tan sólo 153 páginas que me regaló mi amor Robin el otro día. Y cuya sinopsis reza que ‘contiene un poder que va más allá de las palabras y puede conducirnos a un lugar mucho más sereno donde descubrimos lo que significa realmente crear una vida liberada’.

No lo he empezado todavía, por eso de la falta de tiempo. Pero, ¿tan mal me habrá visto? Se lo tendré que preguntar. Bueno, quizá siempre sea positivo ver y tomarse las cosas de otra manera. No, si me va a venir bien y todo…

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

2 responses to this post.

  1. Posted by Laura on 24 abril, 2010 at 7:25 AM

    Un libro siempre viene bien, y si te ayuda a meditar y reflexionar sobre tu vida, ¡pa qué te cuento! Debe de ser precioso vivir el ambiente de Sant Jordi en Barcelona. El año que viene cae en sábado, igual me lo pido como regalo de cumple: ¡amenazo con ir! Muchos besos, amore.

    Responder

  2. Laurita, amore! Ya sabes que cuando quieras/queráis, aquí estoy. Encantado de estar de nuevo con vosotros. Y si puede ser con rosa incluida, mejor que mejor… Ahora, lo que me intriga es el libro… Ya te contaré! Muac

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: