Posts Tagged ‘caso Gürtel’

María “currelas” de Cospedal

Que los políticos cobran bastante para lo que hacen, ya lo sabíamos. Pero…que reciban tanto en salarios -aunque lo valgan- es otro cantar.

La noticia salía a los medios esta semana: que la secretaria general del PP (desde el 22 de junio de 2008), María Dolores de Cospedal, cobró 241.840 euros el año pasado.

A saber: 43.771 por su banco en el Senado; más 167.864 euros por su cargo de número dos del Partido Popular; más 3.560 euros del Ministerio de Justicia (es abogada del Estado) en concepto de trienios; y 25.538 euros de indemnización por los gastos de su función en el senado.

Además, es la presidenta del PP en Castilla-La Mancha (desde el 25 de junio de 2006).

Las Juventudes Socialistas de esta Comunidad Autónoma, han aprovechado pues esta información para sacar a la luz un vídeo que parodia a Dolores de Cospedal como Superwoman.

Con ello, quieren denunciar el elevado sueldo que -a su parecer- percibe la que es mano derecha de Mariano Rajoy.

¿Su lema?: «Una trabajadora que vale por 30 porque gana lo que 30»

En el documento detallado, también se refleja que a 29 de julio de 2010 el saldo medio de las cuentas de la secretaria general del Partido Popular era de 508.822 euros, una importante cantidad que Cospedal explica en el apartado de observaciones como un incremento debido a la venta de un piso.

Si lo comparamos con el presidente de la Comunidad Autónoma manchega, José María Barreda, Cospedal percibe al año más de 150.000 euros más que el presidente castellano manchego que en total ingresó en 2009 96.123 euros.

Lo cierto es que la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) estipula que los senadores de designación autonómica y, por lo tanto, parlamentarios regionales, tienen que optar por uno de los dos sueldos a la hora de tomar posesión.

Es decir, o cobra como secretaria general del PP, o como diputada regional en Castilla-La Mancha

La “niña de Albacete” -como la llaman algunos- nació el 13 de diciembre de 1965 en Madrid, pero casi toda su vida la ha pasado en aquella provincia.

Está divorciada y es madre de un niño, Ricardo, que acaba de cumplir cuatro años. Mujer moderna, decidió ser madre soltera y se sometió a una inseminación artificial.

La que es también senadora por Castilla-La Mancha desde el 7 de septiembre de 2006 fue candidata a la Presidencia de esta Comunidad en las elecciones autonómicas y municipales de 2007. En éstas logró recuperar tres escaños; pero fue, sobre todo en las generales, donde el PP recortó distancias respecto al PSOE.

Además, ganó por 30.000 votos en Toledo, ciudad por la que el socialista José Bono se presentaba como cabeza de lista.

Su carrera ha sido imparable.

Licenciada en Derecho y abogada del Estado, siendo su primer destino el País Vasco, ha vivido tres momentos significativos: en 1997, cuando se convirtió en asesora de Javier Arenas en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales; luego, a partir de 2002, al ejercer de subsecretaria de Interior con Rajoy y Acebes; y, por último, en 2005, al convertirse en consejera de Obras Públicas y Transportes de la Comunidad de Madrid, donde ha dejado grandes amigos como Ignacio González.

CASO GÜRTEL

Los posados se están poniendo de moda en la clase política. Y ella no ha sido menos.

Como ya hiciera para el diario El Mundo, Soraya Sáenz de Santamaría, de Cospedal se enfundó hace un año en un traje negro. Lo hizo para la revista Vanity Fair, eso sí, con mayor sobriedad.

Y habló de la trama de corrupción (desvelada por el periódico El País) que persigue a su partido.

Subrayó que el PP es “el único partido político en ese país que ha tomado decisiones en relación con temas de estas características que le puedan afectar. Y de forma ejemplarizante, exclamó, tras recordar que “todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

Ante la polémica por los regalos recibidos por políticos al hilo de esta presunta trama de corrupción (que estaría encabezada por el empresario Francisco Correa), dijo que las normas internas tienen que venir marcadas por el sentido común y agregar que su partido aprobará en Código de Buenas Prácticas para “intensificar más aún la transparencia en la contratación”.

Pero lo más chocante fue cuando llega a afirmar que “hay regalos que se pueden admitir, como en Navidades, y otros no. Y si no, lo más sencillo sería que se aprobase una ley donde se prohibieran los regalos o se dijera cuáles se pueden recibir cuando uno está en un cargo público”.

En fin… ¿dónde está la moralidad de cada uno? Cada uno sabrá.

De Cospedal se desenmascaró.

Lo que sabemos es que esta mujer, un tanto desconfiada -dicen sus compañeros de partido-, no parará hasta que sea Presidenta de Castilla-La Mancha.

Lo que es claro es que lo que cobra es inaudito.

Lo que no sabemos es si trabajará más por menos…

Por Iñigo Ortiz de Guzmán


Ultimo capítulo: Baltasar Garzón

13:30h. El Consejo General del Poder Judicial de España suspende cautelarmente a Garzón como juez en la Audiencia Nacional por investigar los crímenes del franquismo.

Unanimidad pues del alto órgano judicial que echa por los suelos 22 años de su carrera como magistrado el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

En saco roto quedaron ayer los intentos de una parte de los miembros del sector progresista del Poder Judicial de forzar, antes de las once de la mañana de hoy, la celebración de una comisión permanente urgente que autorizase la petición de Garzón de irse en comisión de servicio como asesor de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya.

El tema de si optará o no a su nuevo cargo lo abordará esta tarde (a las 6pm) la Comisión Permanente del CGPJ, que comprobará si entra dentro de los previstos para declarar a un juez en situación de servicios especiales. Un hecho que parece improbable que se produzca.

En todo caso, uno se pregunta si se ha querido cortocircuitar la solución que evita la suspensión.

En uso de la cordura se debería haber ido por orden:

1º) Resolver la petición de traslado a La Haya; 2º) Dar tiempo a la sala para que decidiese la trascendental cuestión de la validez o no de la acusación; 3º) Caso de poder abrirse juicio oral y estar Garzón ya fuera de su Juzgado, declarar la improcedencia de la suspensión por carecer la misma de objeto.

Invertir este orden solo ha podido obedecer a una razón: abortar el viaje a La Haya y obtener la suspensión a toda costa.

Nunca fue un personaje discreto, nunca escurrió el bulto y siempre se las ingenió (o se las ingeniaron otros) para que los temas candentes alcanzaran su despacho. La biografía de Baltasar Garzón es tan extensa que apenas hay asuntos de calado que no hayan pasado por sus manos. Desde los primeros golpes a un narcotráfico que trataba de convertir a algunas regiones de España en una forma de nueva Sicilia, al terrorismo puro y duro, pasando por el denominado terrorismo de Estado y sus derivados: el uso de fondos reservados. Por supuesto, no podía dejar de lado la corrupción urbanística en todas sus formas.

Garzón llegó a exportar su prestigio fuera de las fronteras nacionales con otros casos no menos llamativos, léase por supuesto el de Pinochet, un intento de procesar a Berlusconi, y algún ramalazo de tono islamista pidiendo la detención del propio Bin Laden.

Sin duda, la Justicia española acaba de sufrir el mayor descrédito de su historia.

Nuestros tribunales, desde los juzgados de instrucción al Supremo y al Constitucional, tienen una merecida mala fama entre la sociedad española. Y tampoco gozan de buena imagen histórica en el mundo. Aunque la democracia haya lavado su siniestra trayectoria de arbitrariedades durante la dictadura, ha vuelto a ensuciarla el que prosperen las denuncias contra Garzón de grupos fascistas, opuestos a la investigación de los crímenes del franquismo.

Y son dos los casos por los que sigue acusado. Uno, por intervenir en las escuchas ilegales de los imputados del Caso Gürtel; y dos, por los supuestos cobros ilegales que recibiría por parte del Banco Santander (que Botín niega) en su paso por Nueva York.

Dado su palmarés, podría deducirse que a Garzón le faltaba un personaje en su currículo, un cromo para terminar la colección: Franco.

Había saldado cuentas con mucha gente, pero nunca había tocado el territorio del Dictador autóctono. A cuenta de la ley de la Memoria Histórica, de sus imperfecciones y de las demandas desatendidas de los familiares de las víctimas de miles de fusilamientos, Garzón quiso abrirle un sumario al franquismo. Y le ha salido el tiro por la culata.

Esta vez, se ha visto a demasiada gente convencida de que se acercaba el final.

Son demasiados quienes piensan que Garzón ya está amortizado. Que ya no es necesario. No al menos para el poder político. Todos han experimentado su inclemencia. De los escritos de Garzón en su libro se deduce que es un hombre convencido de que ha venido al mundo a interpretar un papel y acepta el sacrificio que ello exige.

El problema es si está preparado para vivir un final que no tenía previsto.

Por Iñigo Ortiz de Guzmán