Posts Tagged ‘OMS’

Cannabis, a referéndum

Estados Unidos vota hoy en las elecciones legislativas que renuevan la totalidad de la Cámara (435 miembros) y un tercio del Senado (37 de 100).

Pues bien, en California, además de elegir al sucesor de Terminator, sus ciudadanos votarán si legalizan el consumo recreativo de marihuana (o cannabis), una vez presentadas las 434.000 firmas necesarias para someter la propuesta a referéndum.

Como todo en la vida, están los que están a favor y los que no quieren ni saber del tema.

En caso de aprobarse esta Proposición de Ley -conocida como la Proposition n.19-, se permitiría a los mayores de edad (21 años) la posesión de esta planta de hasta 30 gramos para uso personal.

Asimismo, se consideraría legal el comercio, así como su cultivo (hasta algo de dos metros cuadrados por vivienda o parcela).

Pero lo más importante es que el Estado podría imponer a su comercialización un impuesto especial semejante al del tabaco.

De esta manera, y según diversos cálculos, ingresaría alrededor de 1.000 millones de euros al año.

Y, todo esto, pasa en un estado donde actualmente esa droga ya es legal para uso médico.

California está en quiebra y hasta el republicano Schwarzenegger -que es un Mayor Oreja con muchos bíceps- está a favor de la legalización (la idea proviene del colectivo Demócrata). La propuesta tiene una posición mayoritaria, a tenor de las encuestas.

Y es que si nos atenemos a éstas, alrededor de 100 millones de estadounidenses (un tercio de la población del país) reconocen haber consumido cannabis; y 15 millones de ellos reconocen haber fumado en el último mes.

El consumo de cannabis es simplemente un hecho de vida para un gran porcentaje de los estadounidenses.

A FAVOR

La organización The New Leaf ha hecho su propia campaña en defensa de su consumo.

Y para ello, sus organizadortes han puesto toda la carne en el asador, desarrollando un vídeo en el que se muestran varios datos.

Estiman que, cada año, los californianos mueven 15 mil millones de dólares en transacciones ilegales de la marihuana. Y piensan que con su regulación -vía impuestos, al igual que se hace con el alcohol y los cigarrillos- generaría miles de puestos de trabajos.

Y, de este modo, encontrar el modo para financiar el sistema sanitario, educativo, además de más inversión en infraestructuras.

EN CONTRA

Profesionales del sector afirman que consumir cannabis puede desencadenar o causar psicosis de forma prematura.

La doctora Ana González-Pinto (profesora titular de psiquiatría de la Universidad del País Vasco, y doctora de la Unidad de Psiquiatría del hospital Santiago de Vitoria-Gasteiz), asegura que la edad de comienzo de enfermedades de esta naturaleza, como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, puede avanzarse seis o siete años en los consumidores moderados de cannabis; y hasta ocho en el caso de las personas que presentan más adicción a este tipo de droga.

En un país, la estadounidense, que sufre la peor crisis económica desde los años veinte -un índice de desempleo cercano al 10%-, verá con lupa si en California se aprueba hoy la legalización del cannabis. Porque, según sus defensores, sería una buena oportunidad para conseguir más dinero público; y. por tanto, salir de la debilitada actual situación financiera.

ESPAÑA

En nuestro país -como es conocido- se considera delito la compra-venta.

Pero está consentido el consumo, y hasta la tenencia y cultivo, de hierba para uso personal; quedando a criterio del juez qué cantidades exceden de dicho uso.

Ello no impide que cada año más de 200.000 personas sean multadas por fumar un porro en la calle o llevar una china en el bolsillo.

Dentro de la legalidad, se administra con fines terapéuticos a algunos enfermos de cáncer o pacientes en estado terminal, donde se ha demostrado eficaz como paliativo a sus dolores.

Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2010 de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito, entre 155 y 250 millones de personas consumen drogas ilícitas en el mundo, un 15% de las cuales (38 millones) son drogodependientes.

La marihuana (su precio en la calle ronda los 3€) es la sustancia más consumida, por entre 129 y 190 millones de personas, seguida de las metanfetaminas, los opiáceos y la cocaína.

ALCOHOL

Precisamente ayer supimos que el alcohol es más dañino que la heroína y el crack (un derivado de la cocaína que se fuma), según sostiene un novedoso estudio publicado en la revista médica The Lancet.

Nueve de los criterios utilizados en este estudio tienen que ver con el daño que una droga causa en el individuo y otros siete con los daños causados a otros.

Teniendo todas estas cuestiones en cuenta, el alcohol obtiene una puntuación de 72, seguido de la heroína (55) y el crack (54).

El resto de drogas son metanfetamina en cristal (33), cocaína (27), tabaco (26), anfetaminas (23), cannabis (20), ácido gama-hidroxibutírico (18), benzodiazepinas (15), quetamina (15), metadona (14), mefedrona (13), butano (10), khat (nueve), éxtasis (nueve), esteroides anabolizantes (nueve), LSD (siete), buprenorfina (seis) y setas alucinógenas (cinco).

Con estos resultados, los autores del análisis subrayan que el alcohol, además de ser la droga más perjudicial en términos generales, es casi tres veces más dañina que la cocaína y el tabaco.

La Organización Mundial de la Salud estima que las enfermedades y riesgos vinculados al alcohol causan 2,5 millones de muertes al año entre ataque al corazón, problemas en el hígado, accidentes de tráfico, suicidios y cáncer. Se trata del 3,8% de las muertes y el tercer factor de riesgo de muerte prematura y de discapacidad en todo el mundo.

Como nota curiosa, el pasado viernes por la noche en el programa Real Time de la HBO, el actor Zach Galifianakis protagonizó una escena entre divertida y polémica.

Mientras el resto de integrantes del programa discutía sobre el asunto, Galifianakis sacó un porro de marihuana de su bolsillo, lo encendió y comenzó a fumárselo.

LEGALIZACIÓN, ¿SÍ O NO?

Aunque experiencias como la holandesa demuestran que la legalización no eleva el número de consumidores ni constituye la antesala para acceder a drogas más duras, la iniciativa californiana suena a ciencia-ficción.

¿Sería imaginable que fuera posible en España reglamentar la producción y transformación de cannabis, estableciendo si fuera preciso límites a las superficies a explotar como se hace con los viñedos?

¿Podría verse uno a sí mismo comprando en el estanco un paquete de maría perfectamente etiquetado, con su fecha de recolección y consumo preferente, el contenido en cannabinoides, el índice de psicoactividad y un mensaje del estilo “fumar hachís es malo para la salud”?

No estoy muy seguro de eso.

Lo cierto es que a, principios del siglo XX, -comercializados por una compañía francesa- se vendían libremente en farmacias cigarrillos con extractos de cáñamo índico para combatir el asma y la ronquera.

O sea que, quizá, tan malo no será.

Los americanos, en esto, son únicos. Y Barack Obama -en horas bajas, según los sondeos electorales-, puede con todo.

Lo que parece claro es que, de uno u otro modo, la Propuesta 19 soliviantaría a los socios latinoamericanos de EE.UU. en la lucha contra el narcotráfico.

Pero no lo sabremos hasta que cierren las urnas.

Noticia relacionada: Drogadicción, a debate

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Anuncios

Pakistán bajo el agua

El Gobierno pakistaní ha confirmado que hay 14 millones de personas afectadas por las inundaciones, de los que más de seis millones son niños cada vez más vulnerables a problemas de malnutrición y enfermedades que ponen en peligro sus vidas.

Las fuertes lluvias -que llevan ya dos semanas- han continuado durante el fin de semana aumentando el número de personas que necesitan ayuda de emergencia, y superando así la crisis humanitaria que se desató con el terremoto en 2005.

En algunas zonas los helicópteros no han podido despegar. Los daños a carreteras y puentes, así como la inseguridad generada por los talibanes, también impiden la atención a las víctimas. Muchos de los evacuados están durmiendo al raso, y escasean la comida y el agua potable.

La cifra de los afectados es de 6,1 millones, sin contar todavía los de la sureña provincia de Sindh, adonde el problema está llegando. El Gobierno habla de hasta 14 millones de damnificados.

Han muerto más de 1.600 personas.

Por el momento no hay casos confirmados de cólera, pero sí de diarrea aguda. “Este entorno, con agua estancada y sin agua potable, es muy propicio para los brotes de cólera, por lo que tememos que aparezca“, dice Ahmed Shadul, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha establecido un sistema de control para prevenir las enfermedades transmisibles por el agua, como sarampión, malaria o infecciones en la piel y ojos.

La primera zona devastada, y hasta ahora la peor, ha sido el noroeste del país, que es también la más castigada por la insurgencia talibán. Las inundaciones llegaron después a la céntrica provincia de Punjab –el granero del país- donde al menos medio millón de hectáreas de cultivo han sido arrasadas. Ahora están afectando al sur.

Pero, como en todo desastre natural, los que más sufren son los menores de edad. En total, tres millones de niños afectados requieren asistencia especial, según Unicef.

Se calcula que en torno a un millar de escuelas no son funcionales en estos momentos, por haber sido destruidas por las aguas u ocupadas por gente que se ha quedado sin hogar.

Además -según algunos cálculos- entre 300 y 400 niños podrían haber quedado huérfanos por una catástrofe que ha incrementado el riesgo de que muchos menores sean utilizados para trabajar.

A estos momentos de tragedia, se suma desde hoy el mes de ayuno del ramadán.

En los siguientes 30 días, los musulmanes no probarán bocado mientras el sol luzca en el horizonte, no fumarán ni mantendrán relaciones sexuales, leerán el Corán (a capítulo por día), y celebrarán en familia una fecha marcada en el calendario como la más importante de su credo.

Pero muchos de los pakistaníes ya están pasando hambre. Incluso cuando lleguen los momentos nocturnos en los que les está permitido comer, no tendrán nada o poco que llevarse a la boca.

“No hay peor contaminación que la pobreza” (Indira Ghandi– estratega y pensadora política)

La prioridad, de momento, es sobrevivir.

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Gripe A, un año después

¿Quién no se acuerda hace un año de cómo abrían los informativos, de las portadas de los periódicos? Estábamos ante lo que se llamó la pandemia del siglo XXI.

365 después de la aparición del denominado virus AH1N1, las dudas son varias. El mundo se sigue preguntando si las autoridades sanitarias actuaron adecuadamente o sobredimensionaron la enfermedad.

Las organizaciones sanitarias sostienen que la actuación fue la correcta, ya que al principio de aparecer el virus no se disponía de información sobre él. Incluso siguen afirmando que si la pandemia no ha provocado una alta morbilidad no ha sido porque no haya supuesto una amenaza real, sino porque se han adoptado las medidas oportunas para contrarrestar sus efectos.

Todo empezó a finales de abril de 2009, cuando las autoridades mexicanas detectaron el primer caso del virus de la gripe, que primero vincularon al cerdo -y llamaron porcina- y que después se desvinculó de este animal para rebautizarse con el nombre de gripe A o nueva gripe. Se llegó incluso a plantear la posibilidad de restringir vuelos, cerrar escuelas y dejar de dar besos para evitar los contagios de un tipo de gripe hasta entonces desconocida. En definitiva, se nos planteaba a cambiar nuestros hábitos de conducta.

La Organización Mundial de la Salud cifró en más de 150 millones las personas que iban a morir. Doce meses después del susto, el nivel de interés en los medios de comunicación por la gripe A ha bajado y también el de los ciudadanos. ¿Qué fue de lo de no besar, no dar la mano,ojo con los que estornudan”, “corra a buscar una mascarilla” y lávese las manos hasta la saciedad?

Tras la alarma inicial llegó el análisis y ahora muchas voces acusan a la OMS de exagerar la enfermedad para beneficiar a los laboratorios.

Hasta ahora, en los 208 países que la sufren, han fallecido unas 15.000. En España, han muerto 373 personas (Sanidad dejó de llevar la cuenta el 30 de diciembre) frente a las más de 3.000 que lo hacen por la gripe estacional al año. Un dato que nos dice –y mucho- hasta qué punto es una pandemia tan importante frente a otras que nos rodean.

Hay que tener en cuenta que sólo en la África sub-sahariana, muere un niño cada 30 segundos por los efectos de la malaria. En el mundo mueren 2 millones de niños a causa de la diarrea. 10 millones de personas mueren cada año por la neumonía o la sarampión. Enfermedades curables, y que siguen haciendo estragos

Las compañías farmacéuticas ganaron enormes sumas de dinero y tuvieron espectaculares subidas en las Bolsas de medio mundo por el desembolso de dinero que hicieron gobiernos y la OMS en medicamentos. En España se habla de un gasto de 333 millones de euros. Para algunos expertos como Pedro Caba, ex vicepresidente de dicha organización, todo ha sido una tomadura de pelo tanto la organización como de los laboratorios“. “La fórmula es sencilla, crea el problema, infunde todo el temor posible y luego vende la solución“.

Ya no se tiene en cuenta la gravedad de la enfermedad, sólo la velocidad de su propagación. El holandés Abert Osterhaus, apodado el Doctor gripe –virólogo y principal asesor en materia de gripes de la OMS- es el que se encarga de alertar de virus peligrosos y el que recomendó activar el nivel de pandemia. Hoy este hombre está siendo investigado por corrupción. Al parecer, como presidente del Grupo Europeo de Trabajo Científico sobre la Gripe (ESWI), recibió financiación procedente de los fabricantes y distribuidores de vacunas contra el H1N1: Baxter Vaccins, Mediummune, GlaxoSmithKline, Sanofi Pasteur y otros, entre los que se encuentran Novartis, que produce la vacuna, y el distribuidor de Tamiflu, Hoffman-La Roche.

Todo un mundo que desconocemos, y por eso quizás nos la jugaron. De eso no hay duda.

Lo peor ha pasado, dicen, aunque aún no conocemos con exactitud alcance real que ha tenido la gripe A porque las muertes han sido confirmadas por modelos estadísticos. Seguramente conoceremos algo más dentro de un par de años.

Podemos respirar más tranquilos, según la organización, pero no conviene bajar la guardia ya que las pandemias pueden repuntar como ocurrió en los años 68 y 57.

La pandemia de gripe de 1918 (la llamada gripe española) en la que se estima que murieron unos 50 millones de personas en todo el mundo, comenzó con oleadas relativamente benignas para convertirse más adelante en la pandemia de gripe más grave de la historia.

En la foto, imágenes de un hospital improvisado en Kansas (EE.UU) durante el brote.

Otras alarmas sanitarias, sin embargo, pueden compararse a lo que ha ocurrido con esta última. Como la crisis de las vacas locas, la gripe aviar, el Sindrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y ahora la gripe A. Todas, con mucha más alarma social que real.

Pero de ellas han aprendido los gobiernos de todo el mundo. Seguro que están mejor preparados, aunque habría que preguntarse por qué no han querido evitar la epidemia del pánico entre la sociedad.

¿Qué ocurriría si alguna vez nos tocara vivir una gran pandemia y nadie le diera importancia?

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Tabaco NO, gracias!

Desde la época de ‘Los Picapiedra’, el fumar era un hábito común, hasta bien visto.

La actriz Bette Davis, los vaqueros de las películas western y tantos otros personajes del mundo del cine, el teatro o la canción popularizaron los cigarrillos sin que fuéramos conscientes de sus graves consecuencias para la salud.

Hay que reconocer que el esfuerzo para frenar su consumo por parte de las autoridades sanitarias y de los medios de comunicación han ayudado para “reeducar” a la población en general.

Ahora sabemos -gracias a la Organización Mundial de la Salud (OMS)- que el tabaco mata más que el SIDA, los accidentes de carretera, los asesinatos y los suicidios combinados. Los cigarrillos matan a la mitad de los que fuman de por vida y, de éstos, el 50% fallece teniendo entre 35 y 69 años.

En el humo del tabaco se pueden encontrar hasta 4.000 compuestos químicos, 60 cancerígenos o que se sospechan que lo son la acetona -presente en los disolventes- o el arsénico -propio de algunos insecticidas- son algunas de las sustancias.

Como norma, un fumador que consume unos 20 cigarrillos está tomando alrededor de 30 milgramos de nicotina. En ocasiones, la cantidad que necesita un fumador es tan elevada que, de ser ingerida por un no fumador, podría hacerlo enfermar o incluso morir.

Son datos escalofriantes, desdeluego.

Pero tampoco es fácil dejarlo. Para prueba un botón. En las dos ocasiones que leí el libro “Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo” (de Allen Carr) conseguí la meta que me propuse: dejar de fumar por unas tres semanas. Pero volví, y no sabes por qué. Según el autor americano, es el gusanillo, que no te deja ni a sol ni a sombra.

A día de hoy, hasta Barack Obama reconoce la dificultad para abandonar este hábito, así que mientras tanto echa mano de chicles de nicotina.

Philip Morris -fabricante de una conocida marca de cigarrillos- conocía el riesgo del tabaco sobre los fumadores pasivos hace 30 años, según The Lancet -una reconocida revista de prestigio en el mundo de la salud-. Así pues parece obvio que las tabaqueras conocen sus negativas consecuencias incluso a los que no fuman pero se rodean de los que sí.

En los años 80, en Japón se llevó a cabo un estudio en el que se observó que las mujeres que no consumían cigarrillos y que estaban casadas con fumadores, eran más propensas a desarrollar un cáncer de pulmón.

Actualmente, la OMS estima que el riesgo de desarrollar un tumor en los pulmones de los fumadores pasivos aumenta entre un 20 y un 30%. Un 23% en el caso de las enfermedades coronarias.

En España, el responsable de este tabaquismo pasivo causa 5.000 muertes al año. Y su evidencia es clara, sobre todo en los niños expuestos al humo: otitis, neumonía, asma, daños cognitivos y bajo peso del bebé.

El dicho popular cuenta que cada cigarrillo resta 7 minutos de vida.

Por todo esto, el Ministerio de Sanidad lleva años intentando erradicar el consumo del tabaco entre la población. Su próximo cometido es el 22 de Junio de este año. Ese día presentará en el Consejo Interterritorial (consejeros de sanidad de todas las Comunidades Autónomas) el borrador de la Ley Antitabaco que, es una ampliación de la anterior que presentó en 2005.

Pretende acabar con la imagen del pitillo en los lugares públicos (bares, restaurantes, hoteles, zonas habilitadas en aeropuertos o estaciones de transporte), tal y como ya se hace en otros países vecinos de la UE.

Antes de que todo esto sea una realidad, el texto tendrá que ser aprobado por el Congreso aunque todo apunta a que contará con el visto bueno de todos los partidos. Aunque se tendrá que aclarar si, pese a que en estos espacios ya no se pueda fumar, se permitirá la venta de tabaco o si habrá alguna compensación para aquellos locales que hayan habilitado zonas para fumar.

Otra de las medidas que se tomarán este año será la de incluir fotografías en las cajetillas de tabaco sobre su efecto nocivo.

Imágenes muy duras que mostrarán dientes putrefactos, pulmones tumorosos o menores afectados por el tabaquismo pasivo, entre las 14 instantáneas que se prevén.

Pero ésto no ocurrirá hasta el mes de noviembre.

31 de Mayo- Día Mundial sin Tabaco

Bono morti

Por Iñigo Ortiz de Guzmán