Posts Tagged ‘Pedro Almodóvar’

‘Chico & Rita’

Hace seis años, el cineasta oscarizado Fernando Trueba y el artista gráfico valenciano Javier Marical tuvieron el sueño de trabajar juntos en una película de animación.

El jazz latino estuvo en el germen de su amistad, y esa es la senda que siguieron para alumbrar ‘Chico y Rita’.

Cuba, la música de Bebo Valdés y una historia de amor apasionado.

Un guión a ritmo de bolero, con una bella y sensual cantante -Rita- y un talentoso pianista -Chico- encontrándose y desencontrándose en La Habana y Nueva York de los años 40 y 50, una banda sonora vibrante y una sucesión de imágenes deslumbrantes.

Trueba y Mariscal rinden su personal tributo a la cultura cubana.

Anoche se estrenó en Reino Unido e Irlanda, tres meses antes de que lo haga en España, que será a mediados de febrero.

“Hasta ahora solo hemos tenido contacto con el público de festivales y, a pesar se su buena acogida, siempre es una incógnita saber cómo funcionará en los cines, qué le gustará al público, qué les disgustará, qué dirán las críticas, si tendrá éxito, si durará en cartel mucho tiempo…”, ha afirmado Mariscal en las últimas horas.

Mariscal tuvo que batallar para conseguir el estilo adecuado, ese que transmitiera con la mayor intensidad lo que cuenta el guión (Ignacio Martínez de Pisón).

Adaptarse a las exigencias dramáticas sin perder la autoría, la esencia de un dibujante que se basa siempre en un trazo muy gestual, con mucha presencia.

Por eso la estética se asemaja a la de un cómic, y en ese sentido es muy innovadora: “Nunca he visto un trabajo de animación que juegue con trazos en negroasegura Mariscal.

Antes de comenzar a dibujar las numerosas localizaciones de interiores y exteriores en La Habana, Mariscal realizó un intenso viaje de investigación.

Aunque la ciudad, debido al estancamiento económico, no se ha transformado en el último medio siglo, sí se ha deteriorado significativamente. Para documentarse sobre La Habana de la época, se toparon con un tesoro inesperado al decubrir que el gobierno había preservado un archivo de fotografías de cada una de las esquinas de la ciudad, iniciado en 1949, fecha que coincidía con la del arranque de la película.

Los años 50 son una explosión de diseño: son los coches, los túrmix, la televisión, una Habana tomada por los americanos, una explosión de grafismos, de comercios, de carteles publicitarios de ron, licores y tabacos.

Un Broadway iluminado por cien mil neones, con coches fantásticos circulando. La arquitectura colonial de La Habana y los inspirados rascacielos de Nueva York. Los brillantes cabarets cubanos y los primeros clubs de jazz neoyorquinos, oscuros y llenos de humo. En Cuba los vestidos marcan las curvas de las mujeres, mientras que en Nueva York triunfa la alta costura de Christian Dior. Todo eso está en ‘Chico y Rita’.

 

En la Cuba de finales de los años cuarenta, Chico y Rita inician una apasionada historia de amor. Chico es un joven pianista enamorado del jazz y Rita sueña con ser una gran cantante. Desde la noche que el destino los junta en un baile en un club de La Habana, la vida va uniéndoles y separándoles, como a los personajes de un bolero.

Este film es pues una gran producción rodada en San Antonio de Baños (Cuba), que ha contado con un presupuesto de 10 millones de euros.

A día de hoy, ya ha pasado con gran éxito de crítica y público por los festivales de Telluride (Colorado) y de Toronto (Canadá).

Todas las cifras en torno a este trabajo son a lo grande: dos años y medio de escritura de guión, un año para buscar financiamiento y tres de elaboración y producción.

En los 90 minutos de metraje se han utilizado casi 130.000 fotogramas en 146 secuencias, basados todos en dibujos originales de Mariscal.

La música, como no podía ser de otra manera tratándose de un trabajo de Fernando Trueba, es clave en el filme.

El proyecto ha contado con la participación de grandes músicos como Bebo Valdés, Mike Mossman y Jimmy Heath para interpretar una banda sonora original.

Tono Errando (hermano de Javier Mariscal y codirector del filme) dice que, aunque la animación admite mejor el doblaje que el cine de ficción, los británicos han decidido proyectarla en versión original subtitulada teniendo en cuenta el tipo de película que es, animación dirigida al mundo adulto.

El objetivo internacional de este tipo de proyectos de animación del estudio Mariscal está claro.

Lo cuenta Tono Errando: “La cinematografía europea en este campo se ha quedado callada ante la potencia de Estados Unidos. Estamos perdiendo la voz. Para llegar al mercado internacional, debemos buscar las esencias universales y alejarnos de lo accesorio. Lo que nosotros pretendemos, desde nuestro estudio en Barcelona, es contar nuestras historias pero también de otra manera. Sabemos que no contamos con los presupuestos de Hollywood, pero sí tenemos otros valores. Chico y Rita es el primer ejemplo de la artesanía en la animación que queremos aplicar. Es alta costura, no prêt-à-porter”.

Aunque no es lo habitual, ‘Chico y Rita’ no es el primer caso en el que una gran producción cinematográfica, mayoritariamente española, se estrena antes en el extranjero que en nuestro país.

Todas las películas de Pedro Almodóvar se han visto en España antes que en ningún otro sitio.

Plagada de tantas referencias cinematográficas como musicales -a ‘Casablanca’, a ‘Salvaje’, a ‘New York, New York’, a ‘Levando anclas’-,Chico y Rita’ es, ante todo, un homenaje a la Cuba de hace más de seis décadas.

Un país exultante en el que, recuerda Mariscal, «pasaba de todo. Los españolitos salíamos del pueblo y, cuando llegábamos allí, dejábamos de ir a misa y empezábamos a tener sexo como locos». Es un tributo, por cierto, lleno de sensualidad.

«Pensamos en hacer una película porno, pero no nos habrían dejado estrenarla».

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

La pasión de Luz

Luz Casal

Rockera en sus comienzos, ahora más pausada, impetuosa, con voz desgarradora,…Así definiría a grandes rasgos a la compositora y cantante Luz Casal. Una mujer que subió a los escenarios en 1982 con su look pop-rockero y transgresora en la época de la transición en nuestro país.

En total, 12 álbumes. Más de 5 millones de ejemplares vendidos en casi dos décadas. Una de las solistas más valoradas de la música popular española. Recién distinguida con la Medalla de las Artes y las Letras de Francia. Un país -éste- que siempre la ha idolatrado, pero principalmente en 1991 tras la inclusión de dos de sus temas en la película “Tacones lejanos”, de Pedro Almodóvar. Se trataba de un tema de Agustín LaraPiensa en mí, y la adaptación de una canción de MinaUn año de amor, que supusieron un punto de inflexión en la carrera de Luz.

Aquí hizo una pausa de varios años hasta que publicó Como la flor prometida.Una canción que sirvió a la artista de bálsamo ante la muerte de su padre. Y el disco más exitoso de la cantante.

Cuando en 2007 un cáncer de mama interrumpió la gira de Sencilla alegría, Luz, empujada por la fuerza que la caracteriza, combinó el tratamiento con la preparación de un nuevo disco. Comenzó a componer, a escribir, a reunirse con los músicos y el productor, un viejo conocido, Paco Trinidad. Apenas nueve meses después reaparecía con Vida tóxica, quizá el disco más poético de su trayectoria. Un trabajo con canciones enérgicas que recuerdan a la mejor Luz de los 80 y la mejor respuesta para todos aquellos que se preguntaban cómo se encontraba después de la enfermedad, “Sé feliz”, en cuyos primeros versos canta:

“Si la soledad te enferma el alma,
si el invierno llega a tu ventana,
no te abandones a la calma
con la herida abierta;
mejor olvidas y comienzas una vida nueva”

Decidida a no ir nada más que hasta el fondo, la actitud musical de Luz siempre se ha caracterizado por la búsqueda constante, una búsqueda imprecisa y seguramente perpetua que le ha llevado a aventurarse en proyectos de una diversidad tan amplia como su capacidad interpretativa. Por eso, y saldando una deuda de casi veinte años tras la grabación de Piensa en mí, Luz publica en 2009 su último y más dedicado al mundo del bolero con La pasión.

No resulta descabellado equiparar este viaje al pasado con un trabajo de arqueología; donde muchos sólo amontonan, ella cava.

Su discografía avisa de que no se ha dormido en los laureles del éxito, que no vive de recuerdos y que está viva y en pleno proceso creativo. Puede que desdeluego sea una de las mejores intérpretes de la historia de la música española. Porque la voz de Luz -como en el poema de la argentina Alejandra Pizarnik- “corroe la distancia que se abre entre la sed y la mano que busca el vaso“.

Próximo concierto de Luz Casal en Barcelona: miércoles, 28 de Abril (Palau de la Música)

Por Iñigo Ortiz de Guzmán

Y el Goya es para…

…Peeeeeeeeeeeeeddrrrrroooooooooooo!!!

Al estilo Hollywoodiense, como sólo él sabe, apareció Almodóvar de esta guisa el pasado domingo en la gala de los Goya 2010. No sé si creerme su puesta en escena, pero bueno…Reprocharle o no, no me corresponde; pero añadiré que se me escapa de las manos saber por qué razon estuvo molesto con la Academia de Cine Española durante tanto tiempo. Bueno, sí, exactamente seis años por desavenencias, se me ocurren, dispares con el Ente cinematográfico por no ser premiado.

El bilbaíno, Alex de la Iglesia, mucho más delgado -por cierto- parece que le coló un buen argumento para que acudiera a la ceremonia. Y es que, tal como el mismo protagonista reconoció esa noche, cómo podía decir no cuando el próximo 7 de Marzo acudirá a los Oscar´s con su musa, Penélope Cruz.

Sigo incrédulo ante este paripé que pareció, a pesar de los elogios que recibió. Démosle un ápice de verosimilitud a su discurso de cuatro minutos, y dejemos de lado la duda. Aunque, como decía Oscar Wilde: “Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.”

Por Iñigo Ortiz de Guzmán